“…have the courage to follow your heart and intuition. They somehow already know what you truly want to become. Everything else is secondary.”

Extracto del discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford (inglés)

“…ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición. De alguna forma ya saben lo que realmente tú quieres ser. Todo lo demás es secundario”

Extracto del discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford (castellano)

Estoy releyendo un libro llamado “The Key To Yourself” el cual tiene dedicado un capítulo al subconsciente, y no he podido evitar acordarme del discurso de Stanford de Steve Jobs, así como su biografía: Steve Jobs ( Isaacson Walter).

El subconsciente

En este punto el libro y discurso están conectados de alguna forma. El subconsciente controla el latido de tu corazón, tu respiración, digestión y otros muchos procesos de los que ni siquiera somos ‘conscientes’. De alguna forma tendemos a menospreciar a nuestro subconsciente, y a sobrevalorar nuestra parte consciente.

Pensamiento racional – Pensamiento intuitivo 

¿El pensamiento intuitivo es a lo que se refiere Steve Jobs con seguir tu corazón? ¿Pensamiento intuitivo = subconsciente? Podría ser, o tal vez el pensamiento intuitivo tenga un pie en nuestra parte consciente y el otro en el subconsciente. 

Pensamiento racional

A la hora de decidir qué camino escoger, nuestro pensamiento racional (parte consciente) puede tener en cuenta varios criterios básicos en base a los que tomar una decisión: por ejemplo, distancia y tipo de carretera. Normalmente estos criterios evalúan beneficios directos y a corto plazo: ahorrar combustible o ganar tiempo.

Pensamiento intuitivo 

En cambio, nuestro subconsciente y nuestra intuición pueden tener en cuenta muchísimos más criterios no tan evidentes que nuestra parte consciente no tiene en cuenta, por ejemplo, la seguridad de la vía, el paisaje o el estrés que nos provoca ese camino. ¿Tendría sentido ir de A a B por el camino más largo? ¿Y si ese camino discurriese por un bonito paisaje que nos pusiese de buen humor y disminuyese nuestros niveles de estrés?

Iceberg

Nuestra mente es como un iceberg, solo vemos una pequeña parte de él, la parte consciente, y la mayor parte se encuentra oculta, subconsciente.

A %d blogueros les gusta esto: