Blog: Puesta a punto 2022

Desde 2019 no pasaba por mi blog (jcmunera.com) y hoy he decidido que ya era hora de reactivarlo. En los últimos tiempos he pasado mi vida online en mi Twitter junto con alguna incursión en IG, y sobretodo en Strava, mi red social para deportistas preferida. Pendiente queda actualizar mi LinkedIn, aunque tampoco han pasado muchas cosas en vida profesional, la verdad sea dicha. Pero no me quiero ir por las ramas, considero mi blog mi casa en el mundo online, hay que estar en las redes pero ningún sitio como la casa de uno.

Conexión con la base de datos

Lo primero que me he encontrado al entrar a mi blog es un error de conexión a la base de datos, y me ha tocado realizar algunas tareas de mantenimiento:

  • Renombrar la base de datos
  • Cambiar la contraseña de usuario de la base de datos y reconfigurar sus permisos
  • Actualizar el fichero de configuración de WordPress

Esto blog lo tengo en un servidor dedicado así que todo el mantenimiento, mantenimiento de la base de datos y PHP, me toca hacerlo a mí. Para tareas de mantenimiento de MySQL, hace años que uso HeidiSQL, y prácticamente he visto crecer este proyecto. HeidiSQL facilita muchísimo las tareas de mantenimiento, para que os hagáis una idea, sería como PHPMysql de Windows (sí, mi server es Windows, pero esa es otra historia).

Actualización de WordPress, plugins y temas

Tras recuperar la conexión con la base de datos, ya he podido acceder al blog y al escritorio de WordPress, donde me he encontrado varias alertas:

  • Actualización pendiente de WordPress
  • Actualización pendiente de plugins
  • Actualización de PHP

Antes de actualizar nada he realizado una copia de seguridad de mi contenido, tras lo que he actualizado WordPress, sin problemas. Después ha llegado el turno de los plugins, y el único que se le ha atragantado a mi blog ha sido Jetpack, pero a la segunda ha actualizado.

Actualización de PHP

Esta parte es la que siempre me genera más confusión y cierta inquietud, actualizar PHP. Voy a explicar el proceso que he seguido paso a paso:

  1. Averiguar qué versión de PHP tiene tu servidor, esto lo puedes saber desde el propio escritorio de WordPress.
  2. Comprobamos que tenemos actualizado WordPress, y que nuestra versión de WordPress es compatible con la versión de PHP a la que vamos a actualizar. PHP 8 introduce muchos cambios respecto a PHP 7, y WordPress la soporta a partir de la versión 5.6.
  3. Consultamos el apéndice de la documentación de PHP sobre la migración de nuestra versión anterior de PHP a la nueva que queremos actualizar.
  4. A la hora de descargar la nueva versión de PHP debes seleccionar la arquitectura de tu sistema (x86 o x64).
  5. Si usas IIS puedes actualizar PHP desde su propia interfaz usando Windows Web Platform Installer, lo que facilita mucho las cosas, ya que esta aplicación se encarga de descargar, instalar y registrar la nueva versión de PHP.

Y con el blog recuperado, todo actualizado y esta nueva entrada, doy por completada esta puesta a punto.

A %d blogueros les gusta esto: